dissabte, 16 de novembre de 2013

Espiral

Nunca se me dio muy bien
la huida hacia adelante.

Odio tu sonrisa de idiota
y mi corazón palpitante
y las ganas de tenerte
y buscarte y no encontrarte.

¿Dónde puedes esconderte
de tus propios sentimientos?

Sigo buscando una cueva,
un oscuro compartimento,
donde pudiera guardarte,
darte un beso
cerrar la puerta
tirar la llave
sellar la entrada.